Una fiscalía inició una investigación preliminar con pedidos de informes a las tres fuerzas de seguridad que intervinieron en los operativos de las últimas semanas frente al Congreso de la Nación, Policía Federal, Policía de la Ciudad y la Gendarmería Nacional, ante sospechas de abuso en el accionar represivo.

La investigación preliminar la inició la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) que dirige Andrés Heim y el fiscal general Miguel Ángel Palazzani, y es por los operativos del jueves 14 de diciembre pasado, en el que la Gendarmería tuvo un rol protagónico, y en el del lunes 18, cuando se terminó aprobando la ley de reforma previsional, en cual estuvo a cargo de la Policíade la Ciudad y luego la Federal.

Según publico Sergio Farrella en Noticias Argentinas, ante la Procuvin se presentaron varios organismos de Derechos Humanos así como particulares y se denunció abuso policial y detenciones arbitrarias: en el último operativo hubieron 70 detenidos que fueron liberados en una causa ya iniciada por el juez federal Sergio Torres, quien estaba de turno en ese entonces.

Por medio de los ministerios de Seguridad porteño y de la Nación, la Procuvin indagó a autoridades de las tres fuerzas federales sobre la organización previa de ambos operativos: busca determinar quién o quiénes estaban al mando, las órdenes de servicio, los sistemas de turnos, el servicio de policía adicional, la nómina con la totalidad de efectivos y el equipamiento asignado.

Además, solicitó que aporten las grabaciones de las modulaciones radiales, la nómina de vehículos que intervinieron, así como también qué tipo de armamento se dispuso para dispersar la protesta, "remitiendo certificados y fecha de vencimiento" pues se había informado que el gas lacrímogeno utilizado por Gendarmería Nacional había caducado.

En esta nota