Mauricio Macri se enteró del grave estado de las cárceles en el país a través de una serie televisiva.

El Presidente lo reveló en una reunión de Gabinete, según reveló el diario Clarín en su edición de este domingo.

"Anoche me puse a ver televisión y me enganché con una serie. Creo que se llama 'El Marginal'. ¿Esa es la situación de nuestras cárceles?", dijo el mandatario.

"Impresionado por la crudeza de la tira de Sebastián Ortega, que cuenta la historia de un policía que se infiltra en un establecimiento penitenciario para encontrar y liberar a una joven que fue secuestrada, el Presidente inquirió a las autoridades del Ministerio de Justicia que habían llegado con carpetas con información y datos para afrontar el "examen" de gestión al que se somete cada ministerio en las reuniones mensuales de seguimiento en Casa Rosada", cuenta el matutino.

La serie muestra lo degradante que es la situación de los presos la connivencia de los jefes de los penales con ellos y la corrupción enquistada.

Uno de los interlocutores de esa reunión con Macri "le dijo que no existía tal connivencia entre el director del penal y los detenidos. Nadie se animó a decirle que, en algunas cárceles, la situación de hacinamiento era peor", revela Clarín.

Tras esa reunión que se realizó meses atrás, Mauricio Macri encomendó avanzar en un plan de reforma integral del Servicio Penitenciario Federal que tiene como eje central la renovación de las unidades y la construcción de nuevos módulos: la intención es que para 2020 se haya duplicado la capacidad para alojar detenidos.

En esta nota