Increíble pero real: el gremio que debería defender a los trabajadores que están protestando en la provincia de Córdoba salió a despegarse y hasta justificó los despidos.

A través de un comunicado, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) advirtió a los choferes que desde hace una semana mantienen el paro del transporte urbano de pasajeros en la ciudad de Córdoba que "quedarán fuera de la cobertura gremial" si persisten con el no acatamiento de las directivas del sindicato en deponer las medidas de fuerza en rechazo al acuerdo salarial nacional del sector.

"De persistir los trabajadores en el incumplimiento al acatamiento de las directivas de nuestra entidad, quedarán fuera de la cobertura gremial de UTA, debiendo asumir las consecuencias de su incorrecto proceder. Por ello y en este acto, solicitamos a nuestro afiliados que depongan la actitud", advirtió la entidad sindical nacional, informó la agencia Télam.

La UTA resalta que desde el principio del conflicto "sentó postura por el cumplimiento de la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Córdoba, en estricto apego a la ley y el reconocimiento de la autoridad". Por lo tanto, responsabilizó directamente a algunos delegados gremiales locales por haber "expuesto a los trabajadores y afiliados a la confusión e incumplimiento, con consecuencias sumamente perjudiciales a éstos, como lo es la pérdida de la fuente de trabajo".

Desde hace 8 días, los colectiveros de la ciudad de Córdoba están de paro en reclamo de un acuerdo salarial que mejore la paritaria nacional, del 21%. Para este lunes, la municipalidad dispuso un servicio de emergencia con choferes que no adhirieron y "voluntarios", custodiados por Gendarmería Nacional, Policía de Córdoba y policía local. Hubo un llamado a conciliación obligatoria que no fue acatado. Tras varios días de protesta, las empresas a cargo del servicio despidieron a 86 empleados.