El padre del ministro de Transporte nacional (Guillermo Dietrich) y vicepresidente segundo de la Cámara Argentina de Comercio y Servicio, Guillermo Dietrich (padre), lanzó una fuerte acusación contra los sindicatos, luego de que el presidente Mauricio Macri se quejara de que había muchos gremios.

"Los sindicatos se anclaron, son corruptos. El día que se solucione eso, no hay más desempleo en la Argentina", disparó Dietrich al panel de empresarios que lo escuchaba con atención en el salón de la Bolsa de Comercio de Rosario, pero no se quedó ahí y advirtió que “el día que termine la corrupción de los sindicatos, no hay más desempleo".

Según Infobae, el padre del ministro no fue lo único que dijo sobre los sindicatos, sin referirse a ninguno en particular, aseguró que "se tienen que modernizar" por la llegada de los robots, criticó que los estatutos están viejos y apuntó ante todo a la informalidad de la economía, que llega al 38 por ciento. "Los que estamos en blanco no podemos competir con esa economía en negro", sentenció.

LEER MÁS: Estalló la interna entre Larreta y Macri por la sucesión

Las críticas del empresario del sector automotriz también se repartió para sus pares, sobre todo mirando hacia el pasado, y evitando la autocrítica. "Hay una generalización de que los empresarios no nos hemos comprometido en algún momento, y eso me lastima", se sinceró. "Porque muchos empresarios hemos estado aquí y a la moneda se le sacó 13 ceros. Al 80% de los empresarios que no tuvieron connivencia con el Estado, los felicito", concluyó.