Como ya le sucedió con Jorge Luis Borges, el Gobierno porteño volvió a fallar en un homenaje a otro escritor.

Embed

Esta vez la "víctima" fue Julio Cortázar. El macrismo intentó hacerle un homenaje en la estación Callao de la línea B. Allí arriba de una foto de la cara del escritor, una frase dice: "Mi diagnóstico es sencillo: sé que no tengo remedio".

La frase, que si bien a aparece en una de sus obras cumbres como lo es Rayuela, no es de él ni de sus personajes, sino que la cita pertenece al payador José Betinotti.

Embed

La "falsa frase" fue descubierta por el director de teatro Mauricio Kartun, quien indignado escribió: "Otra grosería de la nueva patria globalizada (hablo de globitos), gente que come cultura chatarra de parado en google. Se lo encargaron a una agencia de publicidad, pusieron "mejores frases de Cortázar" en el buscador, vieron quinientos cartelitos cursis como este con eso y felices levantaron de allí. Nadie se preocupó en ir a la novela".

Esto no es la primera vez que le sucede al macrismo. En junio pasado, en la línea C hicieron lo mismo en un homenaje a Borges.

Allí citaron una frase que en realidad pertenece a la poetisa Verónica Shoffstall: "Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad".