Un millón de dólares. Por esa "noble" causa, Miguel del Sel abandona la política (¿para siempre?) y deja su puesto de embajador en Panamá y vuelve a los escenarios a dedicarse al humor.

"El ex candidato a gobernador de Santa Fe cambiará su oficina en el piso 24 del Edificio Global Bank de Ciudad de Panamá para volver a subirse a un escenario con Midachi, el grupo cómico que lo lanzó a la fama", revela en un informe el diario Clarín.

Según el matutina, la decisión ya está tomada. "Ya se lo comunicó a sus íntimos y oficializaría la decisión en diciembre. De todos modos, continuaría en funciones hasta marzo. Una cosa es segura: presentará su renuncia en vez de pedirse licencia".

Sus compañeros serán los mismos de siempre: Dady Brieva y el "Chino" Volpato, quienes lo visitaron en Panamá hace 10 días. Los tres harán una gira nacional entre julio y agosto.