Corredores inmobiliarios y martilleros profesionales protestaban este mediodía frente a la Quinta de Olivos para que los reciba el presidente Mauricio Macri por "un conflicto nacional que se viene" debido al avance de las regulaciones sobre el sector.

Héctor D´Odorico, presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad Autónoma (Cucicba), confirmó que los manifestantes iban a entregar un petitorio a representantes del Gobierno para explicarles el inicio del conflicto y las consecuencias que podría tener.

Macri no se encontraba en la Quinta de Olivos dado que tenía prevista reuniones con ministros en la Casa Rosada, pero desde el Gobierno comunicaron a los corredores y martilleros que un funcionario iba a acercarse para recibir el petitorio para entregárselo al jefe de Estado.

LEER MÁS: El mensaje del gendarme que pide "matar a todos los indios"

La protesta era llevada adelante por unos 500 corredores y martilleros de todas las provincias del país en la puerta del sector militar de la quinta presidencial de Olivos, sobre la Avenida del Libertador.

El disparador del conflicto fue la reforma que hizo la Legislatura porteña a la Ley 2340 a partir de un proyecto de la Coalicón Cívica y con apoyo de la administración PRO de Horacio Rodríguez Larreta. Esa reforma impuso un techo del 4,15% sobre el valor del contrato de alquiler para las comisiones que cobran las inmobiliarias y exigió que ese monto lo abonen los dueños, después de que históricamente lo debía afrontar el inquilino.

Omar Porta, vicepresidente del Cucicba, negó que haya habido una reducción de costos para los inquilinos dado que los propietarios se niegan a pagar las comisiones y piden a las inmobiliarias que prorrateen el valor en el contrato para que lo pague el inquilino. "Pedimos que beneficien al locatario con medidas no populistas", dijo el corredor y alertó que al menos 5.000 inmobiliarias ven apremiados sus ingresos, que bajaron un 50% desde que la nueva normativa entró en vigencia la semana pasada.

Embed

En esta nota