El juez federal Reynaldo Rodríguez inhabilitó a Miguel del Sel y otros dos dirigentes del Pro santafecino para ejercer cargos públicos. La razón de la sanción se debe a un balance donde es imposible conocer el "origen y destino de los fondos de campaña".

La pena tiene una duración de seis meses para ejercer cargos públicos y ser candidato. Junto con Del Sel deberán cumplirla el intendente de Funes, Diego Barreto, y Norberto Principato, tesoreros del partido.

La causa por la cual fue condenado el humorista está relacionada al balance 2012 del Pro santafecino, que lleva la firma del ex embajador en Panamá y de los tesoreros. Según el juez, la presentación "impide conocer en forma completa y real el origen y destino de los fondos de la campaña".

Rodríguez aseguró que el PRO "no presentó los extractos bancarios de las dos cuentas declaradas y registradas en el Banco de la Nación Argentina, por lo que no se pudo hacer un análisis de las mismas", y resaltó que faltan la "acreditación del origen y/o destino de los fondos recibidos por parte del presidente y tesorero del partido y los responsables políticos y económico-financiero de la campaña".

El magistrado advirtió que los líderes del Pro en Santa Fe no corrigieron las observaciones formuladas por la Cámara Nacional Electoral y omitieron informar partidas pendientes de cobro provenientes de aportes públicos del 2011 por más de $50000 pesos.

De la misma forma, no explicaron el destino de los aportes públicos para boletas de diputados por más de $213.000, aportes por diferencia de Campaña Diputados Primaria por la suma de $5188,88 y un listado de aportes privados de $5004.