La Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad advierte que la mitad de las 1064 personas detenidas en todo el país, 533, permanecen en arresto domiciliario. De ese total, 449 transitan su encierro en dependencias del Servicio Penitenciario Federal.

El nuevo relevamiento señala que fueron condenadas 818 personas y 99 resultaron absueltas desde la realización de los dos primeros juicios orales en 2006, tras la caída de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, hasta el 10 de octubre pasado.

Las cifras, elaboradas en base a los datos remitidos por los fiscales federales que intervienen en este tipo de procesos en las diferentes jurisdicciones del país, también revelan que hay en la actualidad 754 personas procesadas y 154 con falta de mérito.

LEER MÁS: El polémico proyecto de reforma laboral que facilita los despidos

Los sobreseídos son 58. Los prófugos suman 38, en tanto que los fallecidos ascienden a 492, mientras que una lista de 531 imputados por las fiscalías aún no fueron llamados a indagatoria. Al 10 de octubre, fecha de cierre del trabajo, 27 habían sido indagadas y aún no se había resuelto su situación procesal.

Embed

Todas aquellas categorías sumadas dan 2971, que es la cantidad de personas que han sido sindicadas como responsables de crímenes de lesa humanidad en los últimos once años.

La cantidad de causas abiertas por crímenes de lesa humanidad desde 2006 es 613. 193 de ellas tienen sentencia, otras 117 aguardan la celebración del juicio oral, 16 transitan el debate y finalmente 287 se encuentran aún en la fase de instrucción.

En esta nota