Las empresas que aumentaron los peajes a los accesos a la Capital Federal más de un 100% no necesitaban hacerlo. Según un informe, las compañías cubrían con creces los gastos operativos.

De acuerdo a un estudio técnico que elevó el Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) a la Auditoría General de la Nación (AGN) y al que tuvo acceso exclusivo el diario BAE Negocios, la suba es completamente infundada desde el punto de vista económico.

El periodista Alejandro Bercovich explicó que el expediente 8719 de la OCCOVI, resume en 27 páginas 50 informes y asegura que Ausol cubría con creces sus costos operativos antes del incremento de los peajes y que su margen bruto de ganancia promedio figura entre los más altos del país.

"Las cifras en danza son más impactantes que las del Correo. En 19 años de concesión, según el informe, Ausol facturó u$s 1.747,6 millones y registró una pérdida de u$s 89 millones, pese a que la tarifa se fue actualizando a la par o por encima de la inflación desde 2007 y hoy casi duplica en dólares la de 2001. Por alquiler de zonas de servicio sumó otros u$s 112 millones. En las obras de expansión de los ramales bajo su concesión, sin embargo, apenas invirtió de forma directa u$s 266 millones", explicó el periodista.

El peaje del acceso norte a la Capital Federal es controlado por Ausol, que tiene como mayor accionista local a SIDECO, del grupo Macri.

LEER MÁS: Fuerte aumento del peaje de autopistas porteñas: subirá más del 80%

En esta nota