El Gobierno de Mauricio Macri quiere cumplir con el 17% de meta inflacionaria que estimó el Banco Central para 2017. Pero para ello, el índice no debería superar el 0,9% por mes.

Sin embargo, en caso de que el aumento mensual de precios llegue al 1,7%, la inflación anual cerrará en 25%, como la mayoría de los consultores privados estiman. Así lo publicó Ámbito Financiero.

Por ello, el macrismo deberá forzar una "abrupta" reducción del costo de vida que permita medir un Índice de Precios al Consumidor (IPC) máximo de 0,9% mensual.

Este dato se obtuvo según un informe del Centro de Estudios de la Nueva Economía de la Universidad de Belgrano.

Para no superar el techo de la banda fijada por la entidad monetaria (12%-17%), la inflación acumulada hasta fin de año no debería exceder el 7,2%. "Ello implicaría una abrupta reducción en la inflación mensual que promedia el 2,2% en lo que va del año", afirmó.

El estudio de la UB también contempló el nuevo horizonte inflacionario de 20% anual que delineó la Casa Rosada tras el cierre de paritarias y el descontrol de precios. "Si se tomara como objetivo el 20%, ello requeriría de una variación mensual de precios de no más del 1,3% en promedio hasta fin de año", alertó el reporte académico que elabora todos los meses el ex director de Estadísticas del INDEC, Víctor Beker.