A medida que pasan los días se van conociendo nuevos detalles de la organización del recital del Indio Solari en Olavarría, en donde fallecieron 2 personas y otras 12 resultaron heridas. Allí, se observa en qué condiciones la municipalidad del intendente Ezequiel Galli aceptó hacer el concierto y cómo se previó el operativo para eventuales emergencias, que finalmente ocurrieron.

En el convenio, que fue difundido por el canal C5N, se observa que estaba estimado que el predio La Colmena albergara a 155 mil personas. Según estimaciones extraoficiales, casi 300 mil fueron las que se acercaron a Olavarría para ver una nueva "misa" del Indio Solari.

Asimismo, se ponía a disposición para cualquier eventualidad tan solo 10 ambulancias, 30 médicos, 19 enfermeros y 160 socorristas. Esto implica que, de acuerdo a la concurrencia que esperaban (menor a la real), ofrecieron 1 ambulancia cada 15.500 personas, 1 médico cada 5.166, 1 enfermero cada 8.157 o 1 socorrista por cada 969 personas.

Además, se establecía que habría tan solo 10 socorristas bomberos y 1.400 personas para controlar los accesos, que de acuerdo a distintos testimonios, en un momento se permitió el ingreso de todas las personas, tuvieran o no entrada. El contrato lleva la firma del representate de la productora En Vivo SA, Fernando Peuscovic.

el contrato de la productora con Olavarría

Asimismo, otro documento que difundió La Política online reveló que la municipalidad de Olavarría se puso como fiador del contrato, ya que el predio La Colmena se encuentra en concurso de acreedores. Y se hacía cargo de la limpieza, desmalezamiento y acondicionamiento del predio por el que la productora abonó 300 mil pesos, pagaderos en dos cuotas en febrero y marzo.