La desopilante situación que vivió la ministra de Seguridad sigue sumando capítulos. Patricia Bullrich habría sido víctima de un típico caso de "phishing" o suplantación de identidad a través del cual habrían accedido a su cuenta de Twitter. El "cuento del tío" informático.

La periodista de América Noticias Valeria D'Antoni reveló que la ministra habría recibido un falso mail de la Embajada de Bolivia, con quien Bullrich tuvo un altercado por sus polémicos dichos contra los ciudadanos de aquel país. A través de un link falso al que la víctima le hace click, el emisor de ese mail podría haber accedido a los datos de las cuentas de la funcionaria y haber causado los estragos que causó.

Embed

Quien avala esta posibilidad es el experto en seguridad informática Gabriel Zurdo. En comunicación con La Once Diez, el técnico consideró que pudo haber sido "un hacker doméstico, de centro de estudiantes". Un hacker profesional, cuanto más desapercibido pase y que la organización no se entere, mejor", explicó.

Embed

Zurdo remarcó además que la probabilidad de que casos así ocurran es "cada vez más alta". "Lo más probable es que a la ministra le hayan hecho un phising y tengan control total a todas las cuentas relativas a Twitter", sostuvo.

El "phishing" o suplantación de identidad consiste en engañar a los usuarios de internet con falsos mensajes para lograr acceder a toda su "identidad digital", desde cuentas en redes sociales hasta el homebanking. A través de mensajes falsos, generalmente avisando que hubo problemas con la tarjeta de crédito o que el destinatario ganó un premio, lo "invitan" a hacer click a un link adjunto. Una vez que eso ocurre, como un Caballo de Troya el hacker puede acceder a los dispositivos del usuario y obtener acceso total a las contraseñas.

Lo llamativo es que esta polémica ocurre pocos meses después de que el Gobierno insistiera en la máxima seguridad del sistema de voto electrónico que pensaba utilizar en las próximas elecciones.