Un incendio rápidamente controlado, que no pasó de un susto, se desató este jueves por la mañana en una torre de enfriamiento ubicada en la terraza del anexo "A" de la Cámara de Diputados de la Nación, que no dejó heridos ni provocó escenas de pánico.

Una densa columna de humo oscuro se empezó a observar alrededor de las 11 proveniente de la parte superior del edificio de vidrio de 14 pisos ubicado en la esquina de Avenida Rivadavia y Riobamba.

Los empleados, legisladores y demás personas que se hallaban en el anexo "A", se calcula unos 500 a esa hora, evacuaron las instalaciones en orden y sin que se produjeran escenas de pánico.

El titular del SAME, Alberto Crescenti, informó que por precaución se evacuaron también a los niños y maestras del jardín maternal que funciona en el anexo "C", quienes fueron llevados a un patio interno a la espera que sus padres los fuesen a retirar.

El fuego se originó, confirmó luego el propio presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó (PRO- Cambiemos), en una de las cuatro torres de enfriamiento que están ubicadas en la terraza del edificio, que estaba siendo reparada por trabajadores del área de Mantenimiento.

Una soldadura arrojó una chispa que tomó material inflamable y produjo el fuego que, indicó luego el jefe de bomberos del cuartel central de la Policía Federal, fue controlado con material preventivo con que cuenta el edificio en cada piso, ya que tienen "buena presión de agua" y no hubo que subir mangueras.

El personal que estaba trabajando en la terraza fue asistido con oxígeno por el SAME sin mayores consecuencias. Para controlar el incendio llegaron al lugar al menos cuatro dotaciones de bomberos, efectivos de la Policía Federal y de la Metropolitana y una decena de ambulancias del SAME que se distribuyeron frente al anexo afectado y por la calle Bartolomé Mitre, donde funciona el anexo "C".