Tres dotaciones de bomberos apagaron las llamas iniciadas en un estacionamiento en el Hospital Posadas.

En total cuatro autos quedaron destrozados, luego de ser incendiados. La policía ahora observa las cámaras de seguridad para investigar quién prendió fuego los vehículos.

Los autos pertenecían a médicos y empleados que trabajan en el hospital.

En esta nota