El fiscal Jorge Di Lello imputó al ministro de Finanzas, Luis Caputo, y otros funcionarios del Gobierno en una causa iniciada a partir de operaciones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES.

El expediente está a cargo del juez federal Claudio Bonadio y se inició por una denuncia del diputado por el Frente para la Victoria (FPV), Rodolfo Tailhade, en la que se puntualiza que esas operaciones causaron un perjuicio de U$S 75 millones al Estado. Se basó en una investigación de El Destape.

LEER MÁS: Macri destruye el fondo de la Anses y pone en riesgo el futuro de las jubilaciones

Di Lello imputó a los integrantes del comité ejecutivo del Fondo de Garantía del Sistema Integrado Previsional Argentino: Luis Caputo, actual ministro de Finanzas; Pedro Lacoste, secretario de Política Económica y Planificación del Desarrollo; Gustavo Marconato, secretario de Hacienda; Emilio Basavilbaso, director ejecutivo de ANSES y Luis María Blaquier, extitular del FGS.

La imputación es por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y defraudación a la administración pública, informó Infobae. Di Lello pidió que se investigue si hubo delito en la compra que realizó el FGS de un bono en dólares emitido por la Provincia de Córdoba y en la venta de títulos públicos de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba.

Asimismo, reclamó que se determine si la venta de las acciones de la firma INDUPA que tenía el Fondo de Garantía provocó un perjuicio al Estado, que el denunciante estimó en unos $ 20 millones.

En esta nota