Pablo Noceti, el funcionario de Patricia Bullrich a cargo de la represión que derivó en la desaparición y posterior muerte de Santiago Maldonado, asisitó a votar en la localidad de San Isidro y fue despedido a los gritos.

"¡Asesino!", fue el grito que recibió el jefe de Gabinete de Seguridad cuando se acercó votar en una escuela de San Isidro, a dos días de haberse confirmado que el cuerpo encontrado el martes pasado flotando en el Río Chubut, era el de Santiago Maldonado.

Por su parte, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, evitó mostrarse e ingresó a votar en medio de un fuerte operativo, en el predio de La Rural de Palermo pasadas las 8 de la mañana.

Embed