Se viene el Día D para la CGT, que debe definir si acepta la escasa oferta que le haría el Gobierno nacional o decide finalmente llevar adelante el primer paro nacional de la gestión de Mauricio Macri. Desde las centrales sindicales surgen voces encontradas entre quienes ven al paro como inevitable y quienes creen que finalmente no tendrá lugar.

Entre los primeros se destaca el titular del estratégico gremio de la Unión de Transporte Automotor (UTA), Roberto Fernández, quien deslizó que "da toda la impresión que va a haber un paro", aunque luego remarcó que "vamos a trabajar para tratar de encontrar un equilibrio".


En declaraciones a Radio Nacional, Fernández admitió que existe una buena relación con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y consideró que "la pelea no le sirve a nadie". "Nosotros queremos sentarnos,
conversar y buscar una manera en el buen camino para todo", resaltó.


Luego, el dirigente sindical añadió por radio Del Plata que "ya es tarde" para evitar un paro. "Ojalá no vayamos a un paro, pero no hay paritarias y el bono es un parche", enfatizó. Fernández pronosticó además que este miércoles será "un día de definiciones": "Si no nos convence la propuesta del gobierno, nos levantaremos y tomaremos una decisión".

dietrich y roberto fernandez uta transporte tarifazo conferencia

¿Se evita el paro?

Por otro lado, el titular del gremio de los estacioneros de servicios, Carlos Acuña, admitió al matutino Ámbito Financiero que "es muy difícil" que haya un bono universal ya que eso demandaría "un decreto del Gobierno" y dio a entender que una propuesta como la que ya deslizó el oficialismo podría ser bien vista por la cúpula cegetista.

"Si hay bonos para los que más lo necesitan, jubilados y planes, y la compensación en Ganancias" podría evitarse el paro, deslizó el el sindicalista, integrante del triunvirato en representación del sector de Luis Barrionuevo.

La oferta de la Casa Rosada se hará oficial este miércoles, en la reunión con la CGT a la que fue convocada para las 9. Sin embargo, ya se conocen algunos de los detalles: un bono de entre $750 y $1.000 solo para beneficiarios de planes sociales, AUH y jubilados de la mínima y la eximición del impuesto a las Ganancias para el medio aguinaldo.