El titular para las Américas de Human Rights Watch, José Vivanco, criticó duramente al juez Claudio Bonadio por su fallo en el que dio vista al fiscal para cerrar la instrucción por la denuncia de Nisman sin rever las prisiones preventivas ni llamar a declarar al ex jefe de Interpol, Ronald Noble.

A través de su cuenta de Twitter, Vivanco, que fue muy crítico de la gestión de Cristina Kirchner y hoy lo es de la de Mauricio Macri y la Justicia federal, recordó que "Bonadio cierra la investigación por el memorándum con Irán, a pesar de que hace 20 días, en el procesamiento dijo —para “justificar” la prisión preventiva— que aún debía revisar miles de mails y llamadas telefónicas".

Se refería al fallo en el cual dictó el procesamiento con prisión preventiva de Carlos Zannini, Héctor Timerman, Luis D´Elía y Fernando Esteche, entre otros, y pidió el desafuero y prisión preventiva de la flamante senadora electa Cristina Kirchner.

Embed

Allí, Bonadio justificó el pedido de prisión preventiva para los ex funcionarios, entre otros puntos, con que "aún resta por analizar en profundidad los correos electrónicos secuestrados en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, que ascienden a ciento treinta y seis mil ochocientos cincuenta y siete (136.857), y los obtenidos de la Procuración del Tesoro de la Nación, que rondan en un número cercano a los ciento veinte mil (120.000)". "Lo mismo ocurre con las comunicaciones realizadas entre las doscientos siete (207) líneas vinculadas con los imputados y los abonados telefónicos con los que se comunicaron, aportado por la DAJUDECO a fs. 8.252", añade.

El fallo ocurrió el 7 de diciembre pasado. Es decir que, según Bonadio, ya pudo analizar en solo 20 días casi 160 mil correos electrónicos y las comunicaciones de más de 200 líneas telefónicas.

En el fallo del último martes, Bonadio desestimó llamar a Ronald Noble a declarar y dijo que eso bien puede ocurrir "en la instancia del juicio oral".