A menos de 24 horas de que finalice la elección nacional, la empresa Unilever anunció que despedirá a 65 trabajadores de la planta que tiene en la localidad santafesina de Villa Gobernador Gálvez. Los empleados están en asamblea permanente, rechazan el plan de ajuste y piden la intervención del ministerio de Trabajo.

"La empresa convocó el lunes a los representantes del gremio para hacer anunciar que harán una restructuración que significa el despido de 65 trabajadores. Es decir 65 familias se quedan sin sustento. Esto fue una comunicación de la decisión, nunca negociaron con nosotros", expresó Matías Rodríguez, secretario General del Sindicato de Jaboneros.

"La empresa aduce que no es competitiva, que en Argentina el costo laboral es muy alto y que no puede competir con una misma planta que tiene la empresa en Brasil", contó Rodríguez en una entrevista con la FM Sí.

Embed

La planta debía comenzar a operar a las 10 de las noche del lunes, pero los portones estaban cerrados y rodeadas de policías. En Galvez, la empresa de capitales holandeses y británicos emplea a 270 trabajadores.

"Hoy tendremos una audiencia en el ministerio de Trabajo en Santa Fe. Esperamos que se acerquen los representantes de la compañía", expresó Rodríguez. La compañía fabrica en Galvez jabones en polvo que sirven de componentes para las marcas Lux, Ala, Brillante, Drive y Cif.

Embed

En esta nota