Un informe presentado por los economistas del movimiento Patria Grande expone de manera cruda las principales medidas en materia económica del Gobierno de Mauricio Macri. Desde que Cambiemos llegó al poder, los trabajadores transfirieron al poder económico la friolera de 111.242 dólares por minuto.

Cada una de las principales medidas tuvieron un impacto de magnitud dispar, pero con el mismo efecto: transferir ingresos de los asalariados hacia las grandes compañías, ya sea del sector agropecuario, financiero o energético.

El documento enumera las principales políticas económicas: la devaluación de la moneda y su impacto en los precios, en el saldo del sector exportador vía quita o disminución de retenciones agropecuarias y mineras, la política del Banco Central (en particular la emisión y suba de tasas de las LEBACs) y el pago por dólar futuro. Luego, contrasta los montos obtenidos durante la gestión macrista con los que obtendrían de no haberse aplicado ninguna nueva política económica, para obtener la diferencia que al día de hoy queda a favor de los grupos concentrados.


Transferencias a los exportadores vía devaluación:

Con la devaluación de la moneda, producto de la apertura del denominado "cepo cambiario", el diferencial que ganaron los exportadores, de los cuales tan solo 23 concentran el 50% de los bienes exportables, equivale a 4.786 millones de dólares.

Transferencias a exportadores agrarios y mineros por quita y disminución de retenciones:

El decreto 349/16 que impulso Mauricio Macri a días de asumir como presidente le quitó las retenciones a la minería y algunos productos agropecuarios (exceptuando a la soja: del 35% al 30%). La comparativa arroja $9.150 millones transferidos al agro, sin tomar en cuenta productos vacunos ni regionales, y U$D 1059 millones a las mineras solo en el primer cuatrimestres del año.

Transferencias a bancos vía diferencial de tasas de interés:

Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central desreguló las tasas de interés activas y pasivas del sistema financiero mediante la Comunicación "A" 5853 y permitió que los bancos puedan pagar "la tasa que libremente convenga" a los ahorristas. A la vez, la decisión política de alzar las tasas de interés de los LEBACs, logró tasas récord de 38% anual por colocaciones a 35 días.

Como resultado los bancos obtuvieron una rentabilidad del 10%, 4,7% más que con el kirchnerismo, sobre las inversiones financieras que realizan con la plata de los ahorristas, de multiplicarse mes a mes el stock de LEBACs.

Transferencia a compradores de dólar futuro:

La devaluación implementada en diciembre terminó beneficiando a empresarios, amigos e incluso funcionarios del actual gobierno. El aumento del tipo de cambio disparó el pago de los contratos de dólar futuro establecidos por el BCRA durante la anterior gestión, al incrementar por encima del tipo de cambio fijado. Desde la devaluación del 17 de diciembre y hasta abril de este año, el Estado debió pagar alrededor de U$D 4.828 millones.

Transferencia desde los sectores de ingresos fijos por vía de aumento de precios:

Pese a las promesas de campaña de eliminar la inflación en un día, ya casi todos los funcionarios del gobierno reconocen que la inflación anual rondará el 25% (como mínimo). Sin embargo, la inflación de los primero cuatro meses del año, según el IPC San Luis, es del 19,8% acumulada. Esto equivale a unos U$D 5.991millones vía aumento de precios hasta el mes de abril, excluyendo de la consideración tanto las paritarias en curso como los aumentos de los insumos importados, que aumentaron con la devaluación.

El informe concluye, con la suma de U$D 13.392 millones en conceptos de transferencias directas a los sectores empresarios exportadores y bancarios. En tanto las indirectas alcanzan los 5.991 millones. De complementarse ambas líneas de ingreso se estaría hablando de U$D 19.383 millones durante los primeros cinco meses de gobierno macrista. Esta suma equivale a U$D 1.762 por trabajador ocupado; U$D 451 por habitante; U$D 160 millones por día; U$D 7 millones por hora; U$D 111.242 por minuto.