Se trata de Mauricio Silva, el cura barrendero desparecido en la última dictadura militar, será homenajeado este miércoles en la Confederación General del Trabajo (CGT). El acto en homenaje lo cierra el secretario general de Camioneros, Hugo Moyano

El evento se llevará a cabo a las 13 hs, en el salón Felipe Vallese de la CGT, ubicado en la calle Azopardo 802 de la Ciudad de Buenos Aires, donde se entregarán placas en honor al cura barrendero y desaparecido hace 40 años.

Las placas en homenaje serán recibidas por Alicia Vazquez, ex secretaria de Cultos del Gobierno de la Ciudad, quien editó el libro sobre el cura barrendero titulado “Gritar el evangelio con la vida”, y por el padre César Scicchitano, más conocido como el Cura Rockero, quien es capellán de La Alameda.

Para el acto el Sindicato de Camioneros hará entrega a cada presente de una estampita de Silva con una poesía por él escrita.

Por la tarde, a partir de las 17 hs, el cura villero y capellán de los cartoneros, Lorenzo “Toto” Vedia, realizará una misa en el hall de la Estación de tren Constitución en recuerdo de Mauricio Silva. Allí están invitados los cartoneros y barrenderos.

El jueves pasado, la Legislatura porteña aprobó un proyecto de homenaje del legislador porteño Gustavo Vera al cura barrendero que fue desaparecido en la última dictadura. El día del barrendero está declarado por Mauricio Silva.

Un 14 de junio de 1977, el Cura Barrendero fue secuestrado por los genocidas mientras desempeñaba sus tareas durante las horas de la mañana, en la intersección de las calles Magariños Cervantes y Terrero, del barrio porteño de Villa General Mitre.

El proyecto de declaración presentado por el Vera es el Expediente número 1629-D-2017 y fue aprobado sin ser objetado por la Legislatura porteña en la sesión de este jueves 8 de junio.

Durante el terrorismo de estado vigente en el país a partir del 24 marzo de 1976, fueron desaparecidos y asesinados más de ochenta religiosos católicos, de acuerdo a los datos registrados en los archivos de la Co.Na.Dep.