Finalmente y luego de mucho batallar, se convirtió en ley la paridad de género, que establece que las listas legislativas estén compuestas en un 50% por ciento por mujeres. La misma ahora deberá ser promulgada por el Gobierno nacional y entrará en vigencia para las elecciones del 2019.

La iniciativa fue aprobada con 168 votos a favor y solo 4 en contra, tras una discusión fuerte entre oficialismo y oposición. Es que un grupo de diputadas propusieron apartarse del reglamento y tratar el proyecto, que no estaba dentro del temario acordado por las distintas fuerzas políticas. Esto causó un revuelo dentro del seno del interbloque Cambiemos, en el que los diputados varones intentaron hacer caer la sesión.

La iniciativa finalmente consiguió el visto bueno y pudo ser votada en el recinto, en donde obtuvo un amplio respaldo. Había sido aprobada hace ya un año, en medio del debate por la reforma política, pero el oficialismo se había negado a tratarlo ya que lo usaba como prenda de cambio para conseguir la aprobación del polémico voto electrónico.

Embed

Solo 4 diputados votaron por la negativa: el salteño Pablo López (FIT), Nicolás Massot, Pablo Torello y Héctor Roquel (Cambiemos).

A partir de ahora, las listas para cargos a diputados nacionales deberán tener un 50% de postulantes femeninas, alternando en la lista una mujer y un hombre.

Embed

En esta nota