En un hecho histórico, el Parlamento de Cataluña declaró la independencia de España, luego de no haber llegado a un acuerdo con el gobierno central de Castilla. Ahora, Mariano Rajoy deberá decidir si avanza en una intervención de la ex región autonómica.

Tras un fallido referéndum que fue duramente reprimido por las fuerzas de seguridad del gobierno central, se abrió un impasse entre ambos gobiernos a la búsqueda de una solución que no llegó. Del lado de los populares de Mariano Rajoy amenazaron con aplicar el artículo 155 que permite la intervención de parte del gobierno central a alguna de las comunidades autonómicas.

Tras un conflicto de larga data, Cataluña se separa de España, que sin embargo no lo reconoce como un país independiente y ya anunció que avanzará en su intervención.

La votación a favor de dividirse de España fue contundente: 70 votos afirmativos, 10 negativos y solo dos abstenciones. Esto ocurre luego de que el referéndum, con el 45% de participación, alcanzara el 90% de apoyo a la moción independentista.

En esta nota