El Gobierno porteño avanzará en un cambio profundo en el tránsito porteño y transformará a la avenida Corrientes en peatonal desde 2018.

El proyecto, que se anunciará la semana próxima, implica que los vehículos particulares compartan en horario nocturno parte de los carriles con los transeúntes. La avenida cambiaría su esencia entre Callao hasta Florida, aunque en una primera etapa la peatonalización llegaría desde el barrio de Congreso hasta el Obelisco.

Embed

Según informó el matutino Ámbito Financiero, la idea original es que Corrientes se vuelva peatonal a partir de las 19. En rigor de verdad, se abrirían dos carriles al tránsito de personas. Cuando esto ocurra, solo podrán circular por la avenida los peatones y el transporte público.

La intención es abrir el tránsito peatonal en el trayecto donde se encuentran la gran mayoría de los teatros céntricos, en una calle conocida por su oferta artística. "Lo más novedoso de la propuesta es que Corrientes será de uso compartido entre autos y peatones de día y de noche, respectivamente, pero el transporte público circulará siempre, con el objetivo de revitalizar la actividad teatral de la avenida", confiaron representantes de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AAdET).

taxis en el obelisco.jpg

En esta nota