Un informe privado revela que Argentina está muy lejos de la meritocracia tan declamada. El 80% de los millonarios en nuestro país amasaron su fortuna gracias a la herencia, un valor que está muy por encima del promedio regional y mundial.

En medio del reclamo de una mayor productividad a la clase trabajadora, el estudio de la Peterson Institute for International Economics publicado en la revista Apertura muestra que el dinero, al menos en nuestro país, se amasa más por tener un buen apellido. Un total de 8 de cada 10 ricos lo son por haber heredado su dinero, en tanto que el otro 20 que lo hizo por su cuenta lo consiguió a través de las finanzas.

Embed

La cifra ubica a la Argentina entre los países con mayor proporción de fortunas heredadas, solo superado por Kuwait y Finlandia, con el 100% cada uno, y Dinamarca, con el 83,3%. Entre los países vecinos, Brasil posee el 47,7%, Perú el 37,5%, Colombia el 50%, Chile el 66,7%, México el 37,5% y Venezuela, 66,7%.

En términos regionales, Latinoamérica posee el 49% de sus millonarios fruto de haber recibido el dinero de sus padres, mientras que la media mundial es del 30,4%. Hay más casos de ricos "heredados" en el Primer Mundo que en los países en vías de desarrollo: mientras que el 62,7% de los millonarios en el primer caso se corresponden con el ideal del self-made man (quien hizo por sí mismo su dinero), en el resto del Mundo ese número asciende a 79,1%.

En esta nota