Pese a haber defendido a Hernán Brienza y Gabriela Cerruti de una denuncia por apología del crimen, Jorge Lanata tildó de "enemigos" a sus ex colegas y el ex 678 estalló.

Todo se dio a colación de la denuncia que Brienza y Cerruti recibieron por sendos posteos de Facebook, en los que advertían sobre la escalada represiva del Gobierno. "Vaya mi solidaridad con mis enemigos", dijo Lanata en su programa de radio Mitre, haciendo la señal de comillas con sus manos.

Por la misma vía que se expresó anteriormente, el historiador y periodista salió a cruzar a Lanata por haber usado ese término y recordó su cambio de posición en los últimos años.

"Sé que no pudiste defender la libertad de expresión sin más y tuviste que atacarme personalmente para que no quedaran dudas de tu posición. Obviamente, defenderme desde ese lugar, te legitimó a vos, pero también me legitimó a mí. Si hasta Lanata dice que tengo derecho a expresarme libremente y que no he cometido ningún delito, que le queda para argumentar a esos mismos periodistas militantes del PRO", escribió en su cuenta de Facebook.

LEE MÁS

Embed

Brienza recordó que "hace un año y medio" que no tiene trabajo periodístico cuando Lanata sí pudo trabajar durante el kirchnerismo. "Está en juego la libertad de opinión de un ciudadano común en las redes sociales. ¿Qué tipo de sociedad está construyendo el Macrismo? Una en la que los empleados públicos no tienen ni siquiera la dignidad de escribir en sus facebooks sus opiniones políticas porque si no son echados de sus trabajos? ¿Eso es la libertad?", se preguntó.

Luego, agregó: "¿Por qué soy tu enemigo? ¿Porque no pienso como vos? ¿Porque no defiendo a este gobierno como vos? ¿Porque soy supuestamente kirchnerista o peronista o hincha de River? Dijeron que dijiste que “yo te había cagado o traicionado” o algo así. Te pido que te informes y que en tus ratos de lucidez averigües lo que yo siempre dije en todos lados, incluso en 678 sobre vos, antes de que vos empezaras a atacarme personalmente. Recién ahí, cuando vos me atacaste personalmente y me sentí defraudado respondí tus agresiones. Esto es personal, como también es personal la relación de mutua simpatía que teníamos en Crítica, cuando -¿te acordás?- me cargabas por ser kirchnerista y vos todavía coqueteabas con la pauta oficial kirchnerista y pensabas en que la primera tapa iba a ser una entrevista laudatoria a Cristina".

Embed