El Gobierno de los Estados Unidos llevó a cabo este último viernes en Hawái su primera prueba de sirenas ante un eventual ataque nuclear por parte de Corea Del Norte. Es la primera vez que estos dispositivos se activan desde el final de la Guerra Fría.

El test resultó exitoso pero autoridades locales consideran que no es suficiente el rendimiento, ya que en ciertas zonas la señal era imperceptible, como en la playa del barrio de Waikiki (Honolulu), un lugar muy popular entre los turistas.

Embed

El último miércoles, Corea del Norte llevó a cabo un nuevo lanzamiento de misil, que alcanzó una altura máxima de 4.500 kilómetros y cubrió una distancia de 960 kilómetros antes de caer a unos 200 kilómetros de la costa japonesa, en la zona económica exclusiva de ese país.

A raíz de este suceso, el experto Michael Elleman, aseguró que Pionyang se encuentra totalmente preparado para lanzar un ataque nuclear contra cualquier ciudad de Estados Unidos.

En esta nota