La Nación llevó a su tapa con diferencia de horas dos títulos totalmente contradictorios.

Este episodio se debió al fallido de Mauricio Macri, quien aseguró que había conversado con la premier británica de abrir el diálogo por la soberanía de Malvinas, un hecho que sería histórico.

Sin embargo, estos dichos fueron desmentidos primero por la Canciller argentina, Susana Malcorra, luego por Londres y hasta tuvo que salir a desdecirse el propio presidente argentino. Por ello, La Nación siguió la línea presidencial y se sumó al papelón internacional.

Embed