El ministro de Energía, Juan José Aranguren, cuestionó el peritaje de la compra de gas que el juez federal, Claudio Bonadio, utilizó para pedir el desafuero y la detención del ex ministro de Planificación, Julio De Vido.

"No sé bien lo que dice la causa Bonadio y sé que hasta el mismo perito que hizo la acusación está siendo contrademandado", sostuvo Aranguren, quien además recordó que el peritaje fue cuestionado por los acusados.

"Cuando escuché algunos de los números, me alarmaron. Si usted está comprando 15 mil millones de dólares en un período y de golpe alguien dice que hubo sobreprecios por 7500 millones tiendo a no creerlo, porque en el mercado de la comercialización internacional, los márgenes son muy pequeños", afirmó Aranguren.

Embed
MOSTRAR MÁS

"Por más que haya habido alguna connivencia, nunca puede ser tan grande la cifra, pero eso va a tener que ser el juez quien deba definirlo", afirmó el actual ministro de Energía.

Además, Aranguren enfatizó que a Shell nunca le pidieron coimas durante la gestión anterior. Asimismo, contó que Shell ganó tres o cuatro cargamentos para abastecer a la Argentina.

LEER MÁS: Imputan por "falso testimonio" al perito de la causa por la que detuvieron a De Vido y Baratta