En medio de la desgracia por las inundaciones, un grupo de amigos se las ingeniaron para sobrellevar con humor el mal trago. Cuatro jóvenes se convirtieron en los personajes del martes tras difundirse las imágenes de un asado que hicieron con el agua hasta el pecho.

Coky Nuñez es uno de ellos y accedió a hablar con El Destape en medio de la situación que toca vivir. Allí, relató cómo fue la proeza de hacer el fuego y comer un asado mientras el agua iba a acercándose al centro de este pueblo de 8 mil habitantes, ubicado a 13 kilómetros del centro de San Nicolás de los Arroyos, en la provincia de Buenos Aires.


"Somos todo terreno, unos 4x4" responde de buen humor cuando se le consulta por la peripecia de haber trasladado el carbón y la carne con el agua en ascenso. Luego, relató con detalles lo sucedido: por qué no les preocupaba en principio la inundación, de dónde sacaron los insumos y cómo está hoy el pueblo.


"El terraplén, que contenía el caudal del arroyo, cedió y se inundó todo. El agua que baja de los campos de Pergamino empezó a llenar todo y se convirtió en una pileta", explica, para quien no conoce en profundidad el terreno. Uno de los amigos, Jonathan, vive precisamente cerca del terraplén y por eso la inundación es moneda corriente: "Ese día, fui a su casa. Estaba arriba de la cama con la mesa de luz flotando . Esto siempre le pasa, ya se lo toma con humor. Era impensado que el agua iba a inundar todo el pueblo".

LEE MÁS

Embed

Mientras estaban en la casa de Jonathan pero el pueblo no estaba-aun-bajo el agua, tuvieron una idea: hacer un asado a pesar de todo. "Siempre después de las 12 comienza el rocanrol y salimos a ver que onda. Pasamos un montón de días comiendo asado y tocando la guitarra". Entonces, fueron al negocio del dueño de casa, ubicado en una zona que no estaba bajo el agua, para hacerse de carne y carbón. "Prendimos todo e hicimos eso, al otro día pensamos que esa agua iba a bajar y fue peor".

Los amigos, que integran las bandas locales Los Cokis y Espíritu Libre, empezaron a llamar la atención de los vecinos, que sufrían por tener el agua adentro. "Cuando prendimos el fuego, un vecino nos miro y nos dijo: ¿a ustedes se les ocurre hacer un asado? Le dimos un choripán ¡La gente nos sacaba fotos con los celulares!"

Embed

Hoy, con el agua en vías de bajar, queda la reconstrucción del pueblo. Por eso, convocaron a un festival a beneficio, que se va a llevar a cabo en la Plaza Sarmiento de San Nicolás, este viernes a las 20. Allí, la gente podrá donar todo lo que consideren, desde alimentos a electrodomésticos. "Lo que haya, va a ser bienvenido", promete quien hoy estuvo en boca de todos en las redes sociales.