El presidente de Brasil, Michel Temer, aseguró hoy que no evalúa presentar su renuncia: "No renunciaré. Repito: sé lo que hice, sé sobre la corrección de mis actos", expresó ante los medios.

Temer quedó envuelto en un escándalo después de que un video probara que avaló millonarios sobornos para comprar el silencio de eventuales delatores a la operación anticorrupción Lava Jato.

"En ningún momento autoricé que se pagara a nadie, no compré el silencio de nadie. Por una razón sencilla, no temo ninguna delación; no tengo nada que esconder", enfatizó y recordó las buenas señales económicas que se han logrado en los últimos meses para sacar de la peor recesión de su historia.

Embed