Una niña tomó agua de un charco en el piso en Posadas, Misiones, debido al calor agobiante y no tenía dinero. "Paré en el semáforo, la llamé, me miró y siguió tomando agua", aseguró Patricia Fernández, la periodista que fotografió a la niña.

La reportera gráfica contó en TN que en un primer momento se negó a publicar la imagen, aunque un día después el diario decidió hacerlo. De acuerdo a la periodista, los niños son explotados por adultos para que pidan limosnas.

Embed

La niña pertenece a la comunidad mbyá guaraní y estaba en una plaza de la avenida Mitre. Fernández contó que después de que la foto se viralizara, un grupo de personas se organizó para llevarle agua y comida.

La escena ocurrió el 14 de diciembre pasado y fue conocida al mundo entero por la fotografía que sacó la periodista. El diario El Periódico de Cataluña llevó la imagen en su tapa bajo el título de "miseria indignante".

El gobernador de esa provincia, Hugo Passalacqua, fue uno de los mandatarios provinciales que respaldó la polémica reforma previsional, que prevé un ajuste estimado del orden de los 100 mil millones de pesos en la ANSES.