Hilario Bacca es el nieto recuperado número 95, y la Justicia, tras nueve años de pedidos para que se atienda su solicitud,le permitió mantener el nombre que le dieron sus apropiadores.


Bacca estuvo presente en el programa Intratables y expresó: "Puedo entender algunas cosas, pero tengo 39 años. Necesito empezar a cerrar y encontrarme con cuestiones mías, de mi identidad", aseguró Bacca en el piso de Intratables.

Embed

"Que me digan rebelde lo tomo como un adjetivo muy positivo, porque en lo que más me puedo identificar genéticamente (con la verdadera familia) es en la lucha", añadió Bacca, sobre las declaraciones de Carlotto.

El nieto 95 remarcó, además, que la causa contra sus apropiadores ya finalizó y recibieron una condena, por lo que su situación no tiene ninguna vinculación con la causa mas que con un derecho personalísimo que tiene como ciudadano.

"Pasé a tener derechos que antes no tenía". Hasta el año pasado yo era testigo, y por eso no tenía derechos como los de cualquier otra persona", resumió.