Mientras el lunes 18 se debatía la reforma previsional en la Cámara de Diputados, en los alrededores del Congreso se desplegaba un fuerte operativo de represión por parte de las fuerzas de seguridad. Unas de las imágenes más impactantes de ese día fue la moto que pasaba por encima del cuerpo de Alejandro Pipi Rosado.

El joven de 19 años se encontraba trabajando en la zona cuando fue ferozmente reprimido. No sólo recibió balazos de goma, sino que fue atropellado con una moto de la policía, que encima no dejaba entrar a la ambulancia del Same. "Ahora estoy muy dolorido de la piernas y de las quemaduras de la moto. La panza duele muchísimo. Gracias a Dios me están curando y trato de seguir adelante", contó el joven.

Embed

En diálogo con Ernesto Tenembaum en le programa ¿Y ahora quién podrá ayudarnos? el joven reveló que trabaja en tareas de reciclaje, con las cuales saca por día entre 2000 y 3000 pesos. "Yo estaba ahí con mi carro y tenía que ir a media cuadra a una parada para sacar. De repente venían un montón de motos, me asusté y empecé a correr", relató.

"Cuando cruzo a la vereda del frente vienen dos motos más, me pegan, siento un ardor y caigo desplomado al piso. Pierdo la conciencia unos segundos y cuando me levanto ya tenia la bala de goma que me había quemado toda la parte de la costilla y tenía la pierna completamente quemada. Me sentía muy confundido. La propia policía no dejaba que entrara a la ambulancia".

El joven explicó que todavía le quedan 3 meses de recuperación puesto que la herida que tiene es muy grande. "Que no caigan los brazos. Siempre adelante. Hay que cambiar el Gobierno porque si sigue así vamos a ir mal", concluyó.

Embed