Ramiro Menna Lanzilotto, hermano del nieto 121 sobre el cual Abuelas de Plaza de Mayo dará detalles de su restitución, manifestó su deseo de conocer a su hermano pero dijo que su deber es "respetar el proceso que está viviendo", teniendo en cuenta que "ayer, a los 40 años, supo que no era quien creía que era".

LEÉ MÁS: ¿Cuántos nietos se recuperaron desde el kirchnerismo?

"Lo que él vive es 'jodido', se enteró ayer a las 19 que no era quien era. Es muy fuerte y yo tengo que respetar el proceso que está viviendo y que no es nada fácil", señaló en diálogo con FM Vorterix el hijo mayor del matrimonio de Ana María Lanzilotto y de Domingo Menna, y sobrino de quien fuera secretaria de Abuelas de Plaza de Mayo, Alba Lanzilotto.

Ramiro, que tenía dos años al momento del secuestro de sus padres en 1976 y que fue criado por sus tíos, explicó que a los 16 años conoció completamente su verdadera historia y por sugerencia de los psicólogos de Abuelas de Plaza de Mayo para que su familia biológica le "explicara a medida que fuera preguntando".

El encuentro con la prensa para dar detalles de la restitución será a las 13 en la sede de la entidad de derechos humanos de Virrey Cevallos 592, 1º piso "2", Ciudad de Buenos Aires, y ya se conoce que no estará el nieto restituido pero sí su hermano, que viajará desde San Juan.

"Sólo sé que tiene dos hijos, es pelado y con barba igual que yo", aseguró Lanzilotto, quien aún no tuvo contacto con su hermano y que a los 42 años considera que su restitución "no es algo privado".

"Mi hermano es un nieto de La Rioja, hijo de una mujer de los llanos y de un educador muy conocido" en esa provincia y militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores, explicó.