"Cuando (el papa Francisco) escuchó el diagnóstico de que la grieta iba a dejar de ser mediática para pasar a ser social y política, ahí fue donde nos manifestó por primera vez su profunda preocupación y nos dijo: ´Ustedes son muy jóvenes pero yo ya viví esto, que fue lo mismo que pasó en el año 1955´".

Las palabras de Guillermo Robledo, presidente del Movimiento Helder Cámara por la Paz entre las Religiones y los Pueblos, dan cuenta de la reunión que mantuvo a mediados de febrero en el Vaticano junto a otros referentes sociales con el Papa Francisco. El dirigente sostuvo que Sumo Pontífice mencionó en más de una oportunidad que "el clima" en Argentina es "de un revanchismo que él ya vivió".

Robledo aseguró que en ese encuentro informaron al Sumo Pontífice sobre lo que está ocurriendo en el país, lo que alertó al líder espiritual. "Fuimos en representación de los movimientos populares, estuvimos hablando casi dos horas y le planteamos sintéticamente que en la sociedad había miedo, que en los propios votantes de Macri había desilusión silenciosa y que lo que había sido la grieta mediática electoral se estaba transformando en una grieta económica y social que iba a desembocar en un 2001", afirmó.

C5N Robledo Papa revanchismo

En diálogo con Economía Política, Robledo explicó: "También le dijimos al Papa que la ley de reendeudamiento que quieren sacar esta semana iba a ser un punto de inflexión. Ahí él se preocupó muchísimo, cuando le dimos los datos de lo que estaba pasando, sobre todo los datos del del desempleo privado, que él no conocía" .

Por otro lado, señaló que le informaron al Sumo Pontífice sobre el protocolo de seguridad para las marchas que impulsó la ministra Bullrich, del cual el Papa desconocía los detalles, y "ahí fue donde volvió a mencionar el tema de que le preocupa profundamente el revanchismo".

Robledo explicó que el objetivo del encuentro fue llevarle una iniciativa al Papa para realizar un observatorio "sobre el sistema financiero internacional, los paraísos fiscales y los ricos, a nivel internacional".

"La idea le pareció maravillosa e inmediatamente nos contactó con su equipo de trabajo", afirmó el dirigente.

"A Francisco le preocupa la agudización de la pobreza. Nos sorprendió la rapidez con la que nos habilitó para que impulsemos desde Argentina este observatorio sobre los problemas financieros mundiales", advirtió el Robledo.