Mauricio Macri sigue su gira por Estados Unidos, donde mantendrá un encuentro bilateral con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca. Pero antes, hizo escala en Houston, Texas, para hablar con empresarios petroleros. Lo acompañaba parte de su gabinete y un histórico sindicalista argentino: Guillermo Pereyra.

El titular del gremio del Petróleo y Gas de Río Negro, Neuquén y La Pampa está al frente de su sindicato desde 1984, cuando hubo elecciones tras las intervenciones de la dictadura militar. Pereyra es además integrante del Movimiento Popular Neuquino (MPN), partido por el cual llegó a ser senador nacional desde 2013 hasta 2019.

En la foto oficial que difundió Presidencia de la Nación del encuentro con empresarios petroleros en EE.UU., se lo puede ver a Pereyra escuchando atentamente a Macri, abajo a la derecha. A su lado, hace lo propio el ministro de la Producción, Francisco Cabrera.

Meses atrás, el gremialista permitió un viejo anhelo del jefe de Estado: abrir la puerta a la flexibilización laboral. Bajo el argumento de crear más puestos de trabajo, su gremio firmó una adenda del convenio laboral que permite reducir los salarios y la cantidad de empleados por pozo en la zona de shale oil y shale gas. De esta forma, el Gobierno busca firmar convenios sectoriales para buscar "más productividad".