En una durísima carta contra el gobierno de Mauricio Macri, el Grupo de Curas en la Opción por los Pobres afirmaron que "La dictadura cívico-militar usó la misma lógica”. En el comunicado, la agrupación manifestó que "el Gobierno instala la hipótesis del enemigo interno, culpa de la violencia a grupos virtuales creados por el relato mediático y nos va llevando a un peligroso y perturbador límite entre la democracia y el caos autoritario, cuyo extremo puede llegar al terrorismo de Estado".

Embed

El Grupo remarcó que la militarización desplegada en la Patagonia es acompañada por una criminalización del pueblo mapuche, que lucha por sus tierras ancestrales. “Nos preocupan la acelerada disolución del Estado de Derecho, las garantías constitucionales y la instalación de un virtual ‘Estado Policial’.

Sobre este aspecto, denunciaron que las muerte de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel responden al Estado policial instalado en el sur y acusaron al Estado de “producir relatos fantásticos, difamaciones, mentiras” que hirieron “la dignidad y el buen nombre” del pueblo mapuche y la familia de Santiago.

Por otro lado, los sacerdotes criticaron las medidas impulsadas por el gobierno de Mauricio Macri y exhortaron a legisladores y dirigentes sindicales a “defender los derechos de los trabajadores y jubilados” al tiempo que respaldaron la lucha de los espacios sindicales y las asociaciones de trabajadores que se manifestaron ayer frente al Congreso para detener la “sangría de recursos y derechos”.

En la carta, la agrupación criticó la pérdida de derechos ya raíz de las reformas laboral, previsional y tributaria y sentenciaron:“Es lo que caracteriza a este gobierno depredador y para sostenerlo recurre a la represión como no habíamos visto en democracia, retrotrayéndonos a los peores momentos de nuestra historia”.