El costo de vida aumentó un 1,4% mensual en septiembre y un 40,1% en comparación con el mismo mes del año pasado para los trabajadores asalariados registrados, según un informe de gremios de la CGT.

Los hogares con menores ingresos son los que más han sufrido el impacto de la inflación en los últimos doce meses, por las mayores subas relativas en servicios públicos y alimentos, con un encarecimiento promedio del 44,2%.

El poder adquisitivo de los trabajadores se redujo un 6 por ciento respecto de noviembre de 2015, cuando comenzó el relevamiento para la comparación entre precios y salarios por parte de más de cuarenta gremios cegetistas.


Así lo señaló el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), conformado por el Centro de Innovación de los Trabajadores (Citra) y la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

Los datos fueron informados durante una conferencia de prensa en la que participaron los dirigentes sindicales Pablo Moyano, Víctor Santa María, Hugo Yasky, Roberto Baradel, Eduardo López y Rodolfo Daer.

En esta nota