Un duro informe advirtió por la violencia ejercida desde el Estado en el primer semestre de 2016, en el comienzo de la gestión de Mauricio Macri como presidente.

Embed

Lo realizaron tres organizaciones de derechos humanos, que elaboraron el primer Registro de Casos de Violencia Estatal (ReCaVE). Lo realizaron para evaluar los hechos de represión por parte de las fuerzas de seguridad durante los primeros seis meses de gestión de Cambiemos.

El ReCaVe fue realizado por el Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos (Cepoc), junto con la Asociación Civil de Familiares de Detenidos en Cárceles Federales (AciFaD) y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH).

El informe se basó en casos publicados en los medios, donde se da cuenta de 113 episodios de violencia estatal en la primera mitad del año, de los cuales la mayor parte ocurrió durante manifestaciones sociales (17,7%), mientras que las detenciones arbitrarias y los casos de gatillo fácil representaron un 13,3% cada uno.

El informe se realizó por una sucesión de medidas vinculadas a las políticas de seguridad del Gobierno macrista desde su asunción dieron lugar al relevamiento, según publica el sitio Política Argentina. Fue por la declaración de Emergencia en seguridad, la elaboración del protocolo para reprimir la protesta social, la reinstalación en agenda de la cuestión sobre la intervención de las Fuerzas Armadas en seguridad interior y, sobre todo, el fallo del Tribunal Superior de Justicia porteño que habilitó a las fuerzas a pedir identificación en la vía pública a discreción.

Embed