La calculada estrategia de sus abogados para despegar a Mauricio Macri de las causas penales ya rindió frutos. La jueza que seguía el presunto enriquecimiento ilícito del entonces jefe de Gobierno de la Ciudad decidió sobreseerlo apoyada en la escandalosa demanda del ahora Presidente a Francesco “Franco” Macri.

Cercado por la investigación de los Panamá Papers, el jefe de Estado promovió un juicio contra su padre. En diciembre de 2016, ocho meses después de que se inicie la revelación de offshores vinculadas a Macri, promovió una acción declarativa de certeza para que un magistrado declare que no dirigió Fleg Trading ni Kagemusha, a pesar de que todos los registros lo ubican en sus directorios.

El juez Andrés Fraga, que concursa para camarista, falló tan sólo nueve meses después que Mauricio Macri no ejerció formalmente los cargos ejecutivos designados por “Franco” Macri en las dos principales sociedades de Bahamas y Panamá, tal como reveló El Destape. Para arribar a esa conclusión, el magistrado desestimó la abundante documentación y testimoniales que perjudicaban al ahora mandamás del Poder Ejecutivo.

La demanda del mandatario a su padre se movió en una estricta restricción impuesta por Fraga. Su decisión salió el 20 de septiembre y tan sólo dos días más tarde la fiscal penal Silvana Russi le solicitó le remita las actuaciones para absolver al Presidente en la investigación que llevaba por enriquecimiento ilícito, negociaciones incompatibles con la función pública y omisión maliciosa, pudo saber este medio por fuentes judiciales.

Rápida para recibir las noticias de un expediente reservado en exclusiva a los Macri y sus abogados, la titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº 41 utilizó el controversial fallo para requerir el cierre de una pesquisa que tenía en sus manos desde 2015.

LEER MÁS: Denunciaron al juez que benefició a Macri por las offshores

Su dictamen fue sustentado por quien maneja el Juzgado Penal ordinario 20, la subrogante Elizabeth Paisan, quien también decidió favorecer al jefe de Estado. El fallo repite que Mauricio Macri "no percibió dividendos ni ganancias" de Fleg Trading o Kagemusha. Sobre su desempeño en los directorios de las offshores, la magistrada opinó que era "irrazonable exigirle que informara un cargo que desconocía por completo", según contó Clarín. Esto fue porque confió en lo declarado por el padre del mandatario, cuando le contó que "designó a sus hijos como directores de empresas sin ponerlos al tanto de ello".

Además, Paisan juzgó que "nunca existió por parte del imputado la intención de omitir maliciosamente sus bienes" y expuso "que la totalidad de su patrimonio se encuentra declarado". Para la titular provisoria del juzgado, "las discrepancias obedecieron a los distintos criterios de carga que manejan los organismos receptores (AFIP y OA)". Por último, consideró que el ex jefe de Gobierno porteño no favoreció a su amigo Nicolás Caputo, flamante cónsul en Singapur, en las contrataciones públicas.

Con esta sentencia, que difícilmente pueda ser apelada por la fiscal Russi, resta esperar si presentarán un recurso ante la Cámara Nacional el abogado Darío Antinori o la diputada electa Gabriela Cerruti, los dos denunciantes. Caso contrario, quedará firme.

Paisan y Russi seguían la investigación de enriquecimiento ilícito desde fines de 2015, antes de que Cambiemos gane las presidenciales. Pero sumaron a su pesquisa parte de los Panamá Papers que tramitaban en el fuero federal cuando el juez Sebastián Casanello se declaró incompetente y les giró su expediente. La otra “mitad” tramita en los tribunales Penales Económicos, donde indagan si la familia presidencia declaró las offshores correctamente.

Esa causa estaba en manos de Casanello desde abril de 2016, cuando el diputado nacional Darío Martínez denunció al Presidente por lavado de dinero. El fiscal Federico Delgado incluso lo imputó por omisión maliciosa y acopiaron numerosas pruebas en contra del primer mandatario, incluida la recabada por este medio, que fue solicitada por los investigadores.

Kagemusha fue constituida el 28 de abril de 1981 en Panamá. De acuerdo figura en el expediente del magistrado civil Fraga, “el 17 de marzo de 1982, los directores y dignatarios de la sociedad presentaron sus renuncias y designaron como integrantes del directorio a Francisco Macri, director/presidente; a Mauricio Macri, director/vicepresidente; y, a Gianfranco Macri, director/secretario y tesorero”.

Fleg Trading fue creada el 31 de marzo de 1998 en las islas Bahamas por Mossack Fonseca. “Franco” Macri la adquirió en septiembre de ese año por intermedio del estudio uruguayo Lussich Torrendell. En ese momento, lo designó a Mauricio y a Mariano Macri, como directores de la misma. Sin embargo, el mandatario le dijo a Fraga que “no se había enterado de tal designación, ni aceptó el cargo al ser designado, ni actuó como director. Se enteró de su designación cuando fue requerido por su padre para firmar un acta por la que renunciaba y designaba a su reemplazante”.

LEER MÁS: El juez que benefició a Macri espera un ascenso que depende de Cambiemos

En esta nota