El director general de Aduanas, Juan José Centurión, celebró su reincorporación tras ser apartado de su cargo por un supuesto caso de corrupción, pero cuestionó que "se podría haber hecho un análisis más exhaustivo" de las pruebas en su contra antes de correrlo del puesto.

"Este es un caso inédito que inaugura el presidente (Mauricio Macri) hacia cualquier denuncia o sospecha hacia cualquier funcionario", valoró Gómez Centurión luego de que se formalizara su reincorporación a través de un decreto publicado hoy en el Boletín Oficial.

El funcionario expresó que "fue muy duro" para él y para su familia el proceso de investigación de la denuncia anónima por presuntos hechos de corrupción que recibió el Ministerio de Seguridad que encabeza Patricia Bullrich.

En declaraciones a radio Mitre, el funcionario indicó que "con el diario del lunes", cuando vio "el marco probatorio que habían puesto en esta denuncia" en su contra, "que era de muy baja calidad técnica, se podría haber hecho un análisis más exhaustivo" antes de apartarlo.

En cuanto a su relación con Bullrich, que está al frente del ministerio que lo denunció penalmente por averiguación de delito, dijo: "Nos mandamos mensajes y hablamos por teléfono. Entendí su posición, porque la entiendo funcionalmente".