El ministro de Justicia, Germán Garavano, advirtió que "hay gendarmes que no dijeron la verdad" al inicio de la investigación en Chubut por la desaparición de Santiago Maldonado. Este es un giro en las declaraciones del gobierno que, por medio de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, pidió "no estigmatizar" a la Gendarmería.

"Lo que hoy está saliendo a la luz" es que "probablemente" haya gendarmes que "no dijeron la verdad en un primer momento" sobre su actuación durante el desalojo de la protesta del 1ero. de agosto, donde Maldonado fue visto por última vez.

Garavano afirmó que esta nueva situación "ha dado un giro y un envión a la investigación". Además, en declaraciones a radio La Red, pidió al juez y la fiscal "redoblen los esfuerzos con todo el apoyo del Estado para tratar de saber qué fue lo que pasó y agotar todo lo que queda pendiente para investigar" qué pasó con el joven artesano.

Esta mañana prestaron declaración testimonial ante el magistrado y la fiscal Silvia Avila el alférez Emanuel Echazú, quien aún herido con una fractura en el pómulo labró el acta por el desalojo del 1 de agosto, y los cabos Darío Zoilán, Diego Ramos y Aníbal Cardozo.

Embed

El defensor público oficial ante la justicia federal de Esquel, Jorge Fernando Machado, señaló que con las testimoniales de hoy se "va avanzando en un marco de prueba y confirmando la hipótesis" de la desaparición forzada de personas.

Machado dijo que las declaraciones "fueron fructíferas para avanzar en determinada hipótesis" y advirtió que la posibilidad de que agentes de gendarmería estén involucrados en la desaparición del joven bonaerense era "la hipótesis que flota en el aire y más fortaleza".

Y, en ese marco, señaló que "más que lo declaró Echazú es lo que ha declarado el resto" porque, explicó, hay "circunstancias que no se compadecen con los dichos" de los declarantes. En medio del hermetismo impuesto a la investigación sobre las declaraciones de los testigos, la familia de Santiago Maldonado volvió a cuestionar al juez Otranto, quien ayer rechazó la recusación que habían pedido los familiares y giró las actuaciones a la cámara federal de Comodoro Rivadavia, con jurisdicción en la zona.

Los Maldonado advirtieron que intentarán "hacer todo lo posible para lograr saber qué pasó con Santiago y dónde está. Eso sólo podrá lograrse con una investigación seria, a cargo de un magistrado imparcial y eficaz".

Sobre la decisión de Otranto de rechazar el pedido de recusación solicitado en las últimas horas, la familia enfatizó que "esto agrava el estado de incertidumbre sobre el futuro de la causa y, en especial, la suerte de Santiago".

LEER MÁS: La familia de Santiago Maldonado recusó al juez Guido Otrando

En esta nota