Gino Peruzzi considera que su paso por Boca terminó. Es por eso que hoy se reunirá con el presidente Daniel Angelici para definir su salida, mientras tanto ya está en la mira Julio Buffarini.

El marcador de punta surgido en Vélez tiene contrato hasta 2018, pero sus chances de jugar con la azul y oro son escasas. Cuestionado por su rendimiento, su decisión de no formar parte del equipo que el viernes disputó un amistoso con Nacional de Montevideo lo dejó relegado en la consideración de Guillermo Barros Schelotto.

LEÉ MÁS: Rafa Di Zeo le explicó a cuatro judíos ortodoxos cómo se convirtió en líder de la barra de 'La 12'

Peruzzi llegó en 2015 a Boca, que posee el 100% de su pase y busca una oferta que le sea beneficiosa para desprenderse del jugador. Sin embargo, hasta el momento ningún club declaró su interés por el ex Catania.

Para suplantar la posible baja, Guillermo pretende la contrataciòn del paraguayo Víctor Ayala, un viejo conocido de Lanús. Pero la dirigencia quiere a Julio Buffarini.

LEÉ MÁS: La oscura maniobra de un club propiedad de Stinfale para ascender

Con pocas chances en San Pablo, el cordobés quiere recuperar terreno en la consideración del DT de la selección, Jorge Sampaoli, y Boca sería una gran vidriera. No obstante, su salida de Brasil a préstamo sería difícil desde lo económico.