La procuradora general salió a responder a la nueva embestida del Gobierno nacional para destituirla de su cargo y reveló las amenazas de la que fue víctima desde que Cambiemos llegó a la presidencia.

Alejandra Gils Carbó dialogó en exclusiva con el canal C5N y allí contó un dato inédito sobre la "bienvenida" que le hizo el Gobierno a esta nueva etapa política.

"Un funcionario del Ministerio de Justicia me dijo: váyanse o va a correr sangre", recordó la funcionaria judicial, hoy con pedido de indagatoria por su subordinado Eduardo Taiano por la compra del edificio ubicado en Perón 667.

Gils Carbó contó además que desde el 10 de diciembre de 2015 padeció una campaña de hostigamiento en las redes sociales y que hasta publicaron foto de su casa incitando a un escrache "y fotos de mis hijas".

Embed

Respecto de la imputación de Taiano por la operación en la que está involucrado un funcionario de la PGN y su medio hermano, que cobró una comisión de $3 millones por la operación, sostuvo que "tarde o temprano se esclarecerá". "Me resulta muy desagradable, sé que quieren desplazarme del cargo, he pasado por todo tipo de presiones y este inmueble ganó la licitación porque era el más barato", agregó.

Luego, comparó la embestida de Macri contra ella con la que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, realiza contra la Procuradora General de su país, Luisa Ortega. "Es propio de un sistema republicano son los controles cruzados. Si uno no tiene un Ministerio Público independiente, la única versión que tiene es la policial", explicó.

Alejandra Gils Carbó con C5N