El actor Gerardo Romano contó que "lloró mucho" cuando vio el acto de la ex presidenta, Cristina Kirchner, en el estadio de Arsenal.

"Yo llore mucho, no soy de llorar, pero me emocionaba muchísimo ver esta idea de presentarlo con la praxis, presentar ciudadanos que padecen esta insensibilidad del gobierno neoliberal y que sufren en lo cotidiano”, afirmó Romano.

"Sufren en lo cotidiano en un daño irreversible, el bienestar desaparece y la vida pasa. Es mi caso que todavía soy jubilado. ¿Cuántos años de aportes me quedan? Me tengo que comer que no haya movilidad jubilatoria, que no haya remedios", explicó el actor.

Romano además dijo que "en todos los planos se ataca a los derechos humanos, le quitan la baldosa, le cambian el día. Todo se intenta con la prueba y el error".

Embed