Gendarmes fotografiaban esta mañana las patentes de los autos que participaron del piquete en la autopista Panamericana, en el partido bonaerense de Tigre, como también a sus ocupantes, antes de dejarlos retomar la circulación.

Más temprano, el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, había advertido que se filmaba todo "para judicializarlo" ya que se acusa a los manifestantes de impedir la libre circulación.

Pasadas las 10, la mano a Capital Federal permanecía cortada parcialmente al tránsito, mientras que hacia el norte de la provincia estaba liberada de manera total, en el marco de las protestas que se realizan durante el primer paro general de las centrales sindicales contra el gobierno de Mauricio Macri.

Embed

En esta nota