El ministro de Justicia, Germán Garavano, mantuvo encuentros secretos con abogados y lobistas de represores, quienes realizaron gestiones contra un juez de la causa ESMA y pidieron la libertad del ex militar Emilio Nani, quien fue detenido esta semana en Mar del Plata.

En encuentro fue revelado por el Diario Perfil, que contó que la primer reunión fue el lunes pasado. "No tuvo que ver con el tema de las domiciliarias ni con el 2x1. Es por un tema que tenemos con un juez del Tribunal Oral Nº 5, Daniel Obligado, que se fue de viaje a fines de abril, aunque la Cámara de Casación y la Corte Suprema le habían dicho que no podía. Pero no estoy autorizado a decir con quién nos reunimos”, detalló el abogado Sebastián Olmedo Barrios al diario.

Olmedo Barrios representa a varios represores condenados en otras causas, que ahora enfrentan un nuevo juicio por los crímenes cometidos en la ESMA contra 798 personas. En la reunión del lunes, estuvo además de Olmedo Barrios, el abogado Guillermo Fenego. Aunque ambos se niegan a confirmar que estuvieron reunidos con allegados al secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

LEER MÁS: El amenazante mensaje de un preso por delitos de lesa humanidad

En la segunda reunión, que se realizó el día martes, el ministro Garavano recibió al escritor y lobista de represores, Sebastián Miranda, y a Carlos Romero, titular de la “Comisión Homenaje a Policías y Ciudadanos Muertos por la Delincuencia”.

Los defensores de represores le exigieron a Garavano la liberación del ex teniente coronel Nani, detenido en una causa por delitos de lesa humanidad que encabeza el juez Santiago Inchausti.

“Le hicimos saber nuestro sentimiento y el de muchos argentinos respecto a los presos políticos, la inseguridad y especialmente lo referido a la detención infundada del teniente coronel Nani y Luis Abelardo Patti, entre otros”, escribió Romero en un posteo de Facebook.

En esta nota