El ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó que la ley aprobada por el Congreso para excluir a represores del cálculo del 2x1 en penas "es un gran avance y va a ordenar la situación", al tiempo que advirtió que la interpretación que hizo la Corte Suprema y que benefició a un represor es "extremadamente garantista y antisistema".

"(La ley) Es un gran avance, clarifica la situación e impide el abuso del "dos por uno" en los delitos de lesa humanidad y en otros, al fijar un límite temporal para su aplicación. La ley del dos por uno es perversa y benefició siempre a los delincuentes que cometieron los hechos más graves y aberrantes. El triste final es que es usada para casos de lesa humanidad", afirmó Garavano.

En declaraciones a un matutino porteño, el ministro destacó que "el sistema judicial venía diciendo lo que nosotros planteamos" y estimó que "ahora esta nueva ley va a ordenar la situación hacia todo el Poder Judicial".

"Esta ley es interpretativa, no modifica, sino que aclara los términos de aplicación de esa ley que no está vigente. El dos por uno es muy nocivo y se le pone un coto. La Corte hizo una interpretación extremadamente garantista y antisistema y esta ley lo termina de corregir", puntualizó.

Asimismo, explicó: "Los jueces entendieron que debían garantizar el máximo de los derechos de los imputados y todos coincidimos en que fue en un modo excesivo, sustentado en un viejo voto del mismo (Eugenio) Zaffaroni".

"Las interpretaciones tan extensivas de leyes que generan incentivos perversos no sólo no consiguen el objetivo, sino que provocan distorsiones peores", afirmó Garavano.

El ministro rechazó que el Gobierno nacional haya demorado en reaccionar tras el fallo de la Corte que benefició a un represor y puntualizó: "El Gobierno respeta los fallos judiciales, aunque no nos gusten, como el de tarifas". "Es bueno que se haya corregido de un modo institucional y no desde un presidente en un púlpito atacando a los jueces",remarcó.

En esta nota